Pasta integral con pisto


La receta de hoy es una pasta integral con pisto. La pasta, no hay duda de que es uno de los alimentos más consumidos en el mundo, es fácil de hacer, rápida, asequible y muy versátil, ya que con cualquier cosa que la acompañes estará buena.

La versión integral además de ser más beneficiosa para nuestra salud que la común, hecha con harinas refinadas, aporta fibra lo que hace que con menos cantidad nos sacie más y durante más tiempo.

La pasta que ves en la foto es de Fermín de Pas, esa tienda de Oviedo de la que ya os hablé en alguna otra ocasión y que me encanta, es de trigo duro ecológico cultivado en Malaga, la semilla la trajeron en su día de Catania (Italia) y hacen la pasta de forma artesanal. Yo en este caso he comprado caracolas, pero tienen varias formas para escoger.

Vamos a ello.

Pasta integral con pisto |Piruletas de jamón- Blog de cocina

Ingredientes (para 4 raciones)

 

250 g de pasta integral

400 g de cebolla

400 g de pimiento rojo o verde o mitad y mitad

400 g de calabacín

30 g de aceite de oliva

400 g de tomate natural triturado o salsa de tomate

Sal y pimienta al gusto

Orégano o albahaca para espolvorear

Preparación de la pasta integral con pisto

 

 

Modo tradicional

1.Empieza preparando el pisto, para ello pica la cebolla en trozos pequeños, échala en la sartén con el aceite y ponla a potencia media alta. Sofríe unos 5 minutos removiendo de vez en cuando.

2.Añade el pimiento también picado y sofríe otros 5 minutos. Lava y pica el calabacín (pélalo si lo prefieres) e incorpóralo a la sartén. Sofríe todo junto, sin bajar la potencia, hasta que haya evaporado el agua de las verduras.

3.Agrega ahora el tomate, la sal y la pimienta y cocina 20 minutos más.

4.Mientras se cocina el pisto pon una olla, con abundante agua a calentar a potencia máxima, cuando empiece a hervir echa la sal, espera que vuelva a hervir e incorpora la pasta. Cuando vuelva a hervir el agua cuece el tiempo que te indique el paquete o el vendedor.

5.Escurre la pasta y sirve caliente acompañada del pisto y espolvoreado con el orégano o la albahaca.

Thermomix

1.Empieza preparando el pisto, para ello pon la cebolla en trozos en el vaso de la thermomix, pica 5 segundos en velocidad 4,5. Añade el aceite y sofríe 7 minutos, 120º (Tm 31 varoma), giro invertido y velocidad cuchara.

2.Añade el pimiento en trozos, pica 5 segundos velocidad 4,5, y sofríe 7 minutos, 120º, giro invertido y velocidad cuchara.

3.Agrega el calabacín lavado (pélalo si lo prefieres) en rodajas como de 2 cm, trocea 10 segundos en velocidad 4,5 y cocina 15 minutos, 120º, giro invertido y velocidad cuchara.

5.Pasado el tiempo, incorpora el tomate, la sal y la pimienta y cocina 20 minutos, 120º, giro invertido y velocidad cuchara.

6.Mientras se cocina el pisto pon una olla, con abundante agua a calentar a potencia máxima, cuando empiece a hervir echa la sal, espera que vuelva a hervir e incorpora la pasta. Cuando vuelva a hervir el agua cuece el tiempo que te indique el paquete o el vendedor.

7.Escurre la pasta y sirve caliente acompañada del pisto y espolvoreado con el orégano o la albahaca.

Olla rápida

1.Empieza preparando el pisto, para ello pica la cebolla en trozos pequeños, échala en la olla con el aceite y ponla a potencia media alta (tapada con una tapa normal). Sofríe unos 5 minutos removiendo de vez en cuando.

2.Añade el pimiento también picado y sofríe otros 5 minutos. Lava y pica el calabacín (pélalo si lo prefieres) e incorpóralo a la olla. Sofríe todo junto, sin bajar la potencia, hasta que haya evaporado el agua de las verduras.

3.Agrega ahora el tomate, la sal y la pimienta y rehoga unos 5 minutos.

4.Incorpora la pasta, la sal y la pimienta y cubre con agua (solo que quede cubierto). Coloca la tapa rápida, cuando salga la primera raya de presión, baja la potencia al medio bajo y cocina 1 minuto. Retira del calor.

5.Sirve en cuanto puedas abrir la olla, espolvoreado con el orégano o la albahaca.

Amc

1.Empieza preparando el pisto, para ello pica la cebolla en trozos pequeños (puedes hacerlo con la picadora) échala en la olla con el aceite y ponla, tapada con la tapa normal a potencia media alta (navigenio al 5). Sofríe unos 5 minutos removiendo de vez en cuando.

2.Añade el pimiento también picado y sofríe otros 5 minutos. Lava y pica el calabacín (pélalo si lo prefieres) e incorpóralo a la olla. Sofríe todo junto, sin bajar la potencia, hasta que haya evaporado el agua de las verduras.

3.Agrega ahora el tomate, la sal y la pimienta y rehoga unos 5 minutos.

4.Incorpora la pasta, la sal y la pimienta y cubre con agua (solo que quede cubierto). Cocina

Con tapa normal y navigenio en automático (A) programa el avisador con los minutos que te indique en el paquete o el vendedor y colócalo en la posición “zanahoria”. Confirma que la luz se haya puesto azul.

Con la tapa súper vapor y navigenio en automático (A) programa el avisador con 5 minutos y colócalo en la posición “vapor”. Confirma que la luz se haya puesto azul.

Con tapa rápida y navigenio en automático (A) programa el avisador con 1 minuto y colócalo en la posición “soft”. Confirma que la luz se haya puesto azul. Retira del calor hasta que puedas abrir la olla.

*Si no usas navigenio, coloca el avisador en las mismas posiciones, con los mismos tiempos y la potencia al máximo, cuando avise baja la potencia a medio bajo hasta que te vuelva a avisar. Ten en cuenta que si tiene demasiado calor te avisará y en la ventanita aparecerá el símbolo (-) para que bajes más la potencia, si por el contrario tiene poco calor aparecerá el símbolo (+) para que la subas.

5.Sirve en cuanto puedas abrir la olla, espolvoreado con el orégano o la albahaca.

Observaciones

 

-Acompaña este plato con algo de proteína y tendrás el menú completo. Yo suelo añadir huevo cocido, mira las distintas maneras de cocerlo pinchando aquí, y queso tierno rallado.

-Necesitas tener agua en abundancia para cocer la pasta por el modo tradicional, si tienes dudas sobre la cantidad, multiplica el peso de la pasta por 10. Por ejemplo, para la receta de hoy que son 250 g de pasta necesitaras 2´5 litros de agua.

-Una vez pasado el tiempo de cocción, no la dejes entre el agua pues seguirá cociendo y quedará muy blanda.

-Reserva siempre un poco del agua de cocción. Si preparas un acompañamiento que sea más bien seco, siempre puedes hacerlo más jugoso añadiendo un poco de esta agua.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.