Salsa kétchup


Si tienes niñ@s en casa seguro que tienes salsa kétchup ya que es una salsa que por lo general les encanta. Bueno y a muchos mayores también, a mi por ejemplo me encanta echársela a esta hamburguesa.

Si alguna vez te dio por mirar los ingredientes, sabrás que además de tomate lleva azúcar y otros aditivos de los que no es recomendable abusar.

En esta entrada del blog te dejo una receta de kétchup súper rápida, tan rápida que, en 10 minutos máximo la tienes lista.

No es el sabor exacto de la comprada, pero se aproxima bastante y es mucho más saludable.

Kétchup |Piruletas de jamón- Blog de cocina

Ingredientes (para 250 g de salsa kétchup)

 

200 g de tomates maduros

30 g de tomate seco

20 g de dátiles

20 g de vinagre de manzana

25 g de mostaza de Dijon o mostaza a la antigua

2 g de ajo en polvo (1 cucharadita de las de café colmada)

1 clavo de olor

15 g de aceite de oliva virgen extra

Preparación de la salsa kétchup

 

1.Hidrata los tomates secos y los dátiles, sumergiéndolos 5 minutos en agua caliente.

2.Mientras se hidratan, lava y corta los tomates en trozos no muy grandes, colócalos en un recipiente apto para microondas y cocina a máxima potencia durante 3 minutos.

3.Escurre los tomates secos y los dátiles y ponlos en el vaso de la batidora, añade el resto de ingredientes excepto el aceite, y bate hasta conseguir una crema uniforme. Thermomix 1 minuto en velocidad progresiva 5/10.

4.Agrega el aceite y mezcla manualmente con una cuchara. Thermomix 30 segundos en velocidad 3.

5.Pasa por un colador para quitar todos los restos de piel y pepitas que pueda tener.

6.Guarda en la nevera en un recipiente hermético. Te aguanta 2 o 3 semanas perfectamente.

Observaciones

 

-Si lo quieres todavía más rápido utiliza tomate natural triturado.

-El tomate seco tiene un sabor muy concentrado, no es imprescindible, pero si aconsejable. Si no lo pones añade 50 g más de tomate.

-También queda muy rico con tomates cherry maduros.

-Si te fijas en la foto la salsa tiene un color anaranjado, eso es porque no me di cuenta y añadí el aceite al vaso de la batidora y lo trituré con el resto de ingredientes. Cuando bates aceite y el tomate, se crea una emulsión que hace que este último pierda parte de su color. No afecta para nada a la calidad, ni al sabor ni a la duración, solo al color.

-Si no puedes tomar gluten, asegúrate que ninguno de los ingredientes lo contiene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.