Solomillo de cerdo en hojaldre


Cuando pregunto en casa ¿qué cenamos en nochebuena? mi hija Eva, siempre contesta lo mismo ¡solomillo en hojaldre!... y es que le encanta.

Realmente este plato nos gusta a todos, es sabroso, económico, bastante fácil de preparar y muy resultón.

Así que un año más cenaremos, entre otras cosas, solomillo en hojaldre con bacón y queso.

Y si además haces el hojaldre casero, el triunfo será total. ¿Que no sabes como hacerlo? Pincha aquí que te lo explico.

Solomillo en hojaldre

Ingredientes para unas 8 raciones

2 solomillos de cerdo

2 planchas de hojaldre rectangulares

25 g de aceite de oliva virgen extra

20 lonchas finas de bacón

10 lonchas finas de queso cremoso

Sal al gusto

1 huevo

Preparación del solomillo de cerdo en hojaldre

Modo tradicional

1. Pon una sartén con el aceite en la vitro a potencia media alta, cuando esté caliente, pero sin humear, dora bien los solomillos por todos los lados. Una vez dorados, echa sal al gusto y deja en un plato para que enfríen.

2. Precalienta el horno a 200º, calor arriba y abajo.

3. Extiende las planchas de hojaldre y márcales (sin cortar) unas líneas verticales, en el lugar que ocupará el solomillo, desde las marcas hacia el exterior haz unos cortes en diagonal a lo largo del hojaldre (foto 1).

4. Coloca las lonchas de bacón en horizontal, luego las de queso (foto 2) y por último pon el solomillo encima del queso.

5. Cierra el hojaldre por la parte de arriba y vete cruzando las tiras, hacia el lado contrario, alternando, una de la derecha hacia la izquierda y una de la izquierda hacia la derecha. Cierra por la parte de abajo para que quede como un paquete (foto 3). Coloca en una bandeja de horno forrada con papel sulfurizado.

6. Bate el huevo, pincela el hojaldre por la parte de arriba e introduce en el horno hasta que esté dorado, (entre 15 y 20 minutos).

7. Puedes comprobar el punto del solomillo, con un termómetro específico para horno, pincha en la parte más gruesa de la carne y comprueba que temperatura marca. Para este solomillo, yo lo dejo entre 65º y 71º.

8. Si el solomillo todavía no está en su punto, pero ves que el hojaldre está dorando demasiado, tápalo con papel de plata y deja unos minutos más.

9. Cuando esté en su punto, sácalo del horno y sirve de inmediato.

Amc

1. Pon a calentar la sartén de 24 cm, tapada, a potencia máxima (navigenio al 6) y el audiotherm en chuleta.

2. Cuando avise, echa los solomillos y dóralos bien por todos los lados, échales la sal y deja que enfríen en un plato.

3. Extiende las planchas de hojaldre y márcales (sin cortar) unas líneas verticales, en el lugar que ocupará el solomillo, desde las marcas hacia el exterior haz unos cortes en diagonal a lo largo del hojaldre (foto 1).

4. Coloca las lonchas de bacón en horizontal, luego las de queso (foto 2) y por último pon el solomillo encima del queso.

5. Cierra el hojaldre por la parte de arriba y vete cruzando las tiras, hacia el lado contrario, alternando, una de la derecha hacia la izquierda y una de la izquierda hacia la derecha. Cierra por la parte de abajo para que quede como un paquete (foto 3).

6. Colócalo sobre un papel de horno, pincela con huevo batido y reserva.

7. Pon una olla de 24cm, a calentar a potencia media alta, y el audiotherm en chuleta. Cuando avise, baja la potencia al 2 y pon el solomillo con el papel incluido, dentro de la olla. Coloca el navigenio en posición invertida dándole 2 toques al mando de encendido y dejando cocinar entre 15 y 20 minutos. A partir del minuto 10, vete levantando de vez en cuando el navigenio para ver cómo va.

8. Si no te caben los dos solomillos a la vez, haz uno y repite la operación con el otro.

9. Puedes comprobar el punto del solomillo, con un termómetro específico para horno, pincha en la parte más gruesa de la carne y comprueba que temperatura marca. Para este solomillo, yo lo dejo entre 65º y 71º.

10. Si el solomillo todavía no está en su punto, pero ves que el hojaldre está dorando demasiado, tápalo con papel de plata y deja unos minutos más.

11. Cuando esté en su punto, sácalo y sirve inmediatamente.

Observaciones

-Es importante que el solomillo esté bien sellado en la sartén para que no pierda el jugo.

-Yo he dividido cada solomillo en 2 para poner distintos quesos. En este caso he utilizado varios asturianos, Tres Oscos, ahumado de Pría y El cabriteru cabra azul. Son tres quesos muy distintos entre sí que le aportan sabores diferentes al solomillo.

-Si no te gusta el bacón, puedes sustituirlo por jamón serrano o jamón york.

-A nosotros nos gusta mucho acompañarlo con unas setas o pimientos al ajillo y ya está el plato completo.

¡Que aproveche!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *