Fondo de cocina


Hay alimentos básicos que siempre deberías tener en casa, es lo que yo llamo fondo de cocina. Según las características de estos alimentos los podrás tener:

En la despensa

Todos aquellos alimentos que no precisan frío y que aguantan bastante tiempo antes de que se estropeen.

En la nevera

Los que si necesitan frío y aguantan varios días o semanas.

En el congelador

Aquí se mantienen los alimentos durante varios meses. Hay algunas preparaciones que se pueden elaborar con antelación y mantener congeladas para cuando las necesites.

También te será muy útil el congelador si tienes excedente de productos de huerta, pues podrás prepararlos, congelarlo y disfrutarlos por un largo periodo de tiempo.

Aceite

Aceitunas

Ajo

Arroz

Azúcar

Cebolla

Conservas de pescado y vegetales

Especias (pimentón, laurel, azafrán, pimienta, perejil, etc.)

Fruta (si no quieres que avance muy rápido mejor en la nevera)

Harinas (de trigo, de repostería, de maíz)

Huevos (si hay mucha temperatura en la despensa, mejor los guardas en la nevera)

Leche

Legumbres (lentejas, alubias, garbanzos)

Mayonesa

Pasta seca (macarrones, espaguetis, sopa)

Patatas

Rollos de papel (absorbente, film transparente, aluminio y de horno)

Sal

Tomate frito

Vinagre

Vino blanco

Carnes y pescados (compra según lo vayas necesitando)

Mantequilla y/o margarina

Nata liquida

Quesos frescos

Salsas una vez abiertas (mayonesa, mostaza, tomate, etc.)

Verduras frescas (zanahoria, puerros, lechuga, etc.)

Yogures

 Cabezas y espinas de pescado para hacer caldos

Caldos (de pollo, de ternera, de pescado, de jamón)

Carnes

Croquetas

Cubitos de hielo

Esqueletos de aves para hacer caldos

Gambas y langostinos

Helados

Pan de molde

Pan rallado

Pescados

Productos vegetales (zanahorias, calabacín, cebolla, ajos, pimientos, etc.) lo puedes congelar ya picado y echar directamente a la olla cuando lo vayas a usar.

Salsas (de tomate, boloñesa, pesto, sofrito, picada, etc.)

Tinta de calamar

Tomate natural triturado

Observaciones

- Para que los alimentos se conserven bien, tienen que estar perfectamente cerrados y aislados de luz, calor y aire.

- Para guardar alimentos en la nevera como pueden ser frutas, verduras u hortalizas, envuélvelos en film transparente, para que no estén en contacto directo con el aire y así prolongar su vida y evitar olores en el frigorífico.  

- Para guardar alimentos ya cocinados en la nevera, procura ponerlos en recipientes con cierre hermético, llénalos lo más posible y mételos en ella en cuanto estén a temperatura ambiente.

- Si los quieres congelar sigue el mismo proceso anterior, pero ponles una etiqueta con el contenido y la fecha de congelación. Te recuerdo que la mayoría de alimentos no deben mantenerse congelados más de 6 meses.