Marañuelas de Luanco


Las marañuelas son uno de los dulces más típicos de Luanco, una turística villa marinera asturiana, donde paso gran parte de los veranos.

Según El horno de Luanco, hay testimonios de marañuelas desde el siglo XVIII. Al ser un dulce que se conserva durante mucho tiempo, las familias las enviaban a sus parientes emigrantes. Otras tradiciones eran que la novia se las regalase al novio durante el cortejo y en la Semana Santa los padrinos obsequiasen a los ahijados.

En esta receta es muy importante que la mantequilla sea cocida o clarificada, pues esto hará que las marañuelas se queden más tiernas y se mantengan frescas durante más tiempo.

Marañuelas de Luanco

Ingredientes para 3 docenas de marañuelas

5 yemas

1 huevo entero

250 g de azúcar

125 g de manteca cocida

500 g de harina de trigo

Ralladura de limón

Pizca de sal

Preparación de las marañuelas de Luanco

Cocer la manteca

1.Utiliza la mantequilla de la mejor calidad que puedas. Para obtener 125 g necesitas unos 200 g más o menos.

2.Pon la mantequilla en un cazo de fondo grueso, en frio y destapado a fuego medio y deja que se deshaga sin remover y sin que llegue a hervir.  

3.Durante este proceso conseguimos que los diferentes componentes de la mantequilla se separen por densidad. En el fondo quedan algunos solidos lácteos, en el medio queda la grasa y las impurezas quedan en la superficie en forma de espuma.

4.Cuando se haya derretido apaga el fuego y retira del calor. Quita con una cuchara la espuma de arriba y vierte la grasa en un recipiente cuidando que no caiga el suero de abajo. Esta grasa es la que vamos a utilizar.

Modo tradicional

1.Enciende el horno a 180º calor arriba y abajo.

2.Pon en un cuenco las yemas y el huevo y bate con unas varillas, añade el azúcar y la pizca de sal y sigue batiendo hasta que se mezcle todo.

3.Incorpora la harina, la ralladura de limón y la manteca cocida que tendrás a temperatura ambiente. Amasa con las manos hasta obtener una masa elástica que no se pegue a las manos.

4.Divide en porciones de 25 g aproximadamente. Coge una porción y estírala en forma de rulo de 1 cm de grosor más o menos y enróscala en forma de caracol. Otra forma que yo hago es trenzada, una vez estirada la porción en forma de rulo corto una tercera parte, la situó en el centro formando una T y la trenzo. Puedes ver cómo hacer estas dos formas en el video que hay un poco más abajo.

5.Colócalas sobre una bandeja de horno forrada con papel de horno y hornea unos 15 minutos en la parte media del horno, hasta que empiecen a dorar. Deja enfriar sobre una rejilla y guarda en lata.

Thermomix

1.Enciende el horno a 180º calor arriba y abajo.

2.Pon la mariposa en las cuchillas, echa las yemas y el huevo entero en el vaso y bate 30 segundos en velocidad 3.

3.Añade el azúcar y la pizca de sal y bate 20 segundos en velocidad 3.

4.Incorpora la harina, la ralladura de limón y la manteca cocida que tendrás a temperatura ambiente y programa 1 minuto en velocidad espiga.

5.Saca la masa del vaso y termina de amasar con las manos si hiciera falta. Tiene que quedar una masa elástica que no se pegue a las manos.

6.Divide en porciones de 25 g aproximadamente. Coge una porción y estírala en forma de rulo de 1 cm de grosor más o menos y enróscala en forma de caracol. Otra forma que yo hago es trenzada, una vez estirada la porción en forma de rulo corto una tercera parte, la situó en el centro formando una T y la trenzo. Puedes ver cómo hacer estas dos formas en el video que hay un poco más abajo.

7.Colócalas sobre una bandeja de horno forrada con papel de horno y hornea unos 15 minutos en la parte media del horno, hasta que empiecen a dorar. Deja enfriar sobre una rejilla y guarda en lata.

Amasadora

1.Enciende el horno a 180º calor arriba y abajo.

2.Pon las yemas y el huevo entero en el bol de la amasadora y con el accesorio varilla bate un minuto a velocidad media.

3.Añade el azúcar y la pizca de sal y bate otro minuto a velocidad media.

4.Cambia la varilla por el accesorio pala e incorpora, la harina, la ralladura de limón y la manteca cocida que tendrás a temperatura ambiente.

5.Amasa a velocidad media unos 30 segundos, hasta que tengas una masa elástica que no se pegue a las manos.

6.Divide en porciones de 25 g aproximadamente. Coge una porción y estírala en forma de rulo de 1 cm de grosor más o menos y enróscala en forma de caracol. Otra forma que yo hago es trenzada, una vez estirada la porción en forma de rulo corto una tercera parte, la situó en el centro formando una T y la trenzo. Puedes ver cómo hacer estas dos formas en el video que hay un poco más abajo.

7.Colócalas sobre una bandeja de horno forrada con papel de horno y hornea unos 15 minutos en la parte media del horno, hasta que empiecen a dorar. Deja enfriar sobre una rejilla y guarda en lata.

Observaciones

-Te preguntaras si es imprescindible cocer la mantequilla, te digo que no es imprescindible, pero si totalmente recomendable. Si no la cueces te saldrán unas galletas muy ricas, pero algo más duras y se conservarán por menos tiempo.

-Puedes cocer la mantequilla (NO margarina) con anterioridad y guardarla en la nevera, pues se conserva durante varias semanas.

-Las formas están inspiradas en los nudos marineros.

-Las marañuelas también se elaboran en Candás y en Avilés, aunque de forma distinta. Las de Candas a diferencia de las de Luanco, llevan los huevos enteros, lo que hace que sean un poco más blandas, y las de Avilés son hechas de una masa completamente distinta, con una textura más parecida al pan dulce.

-Las claras que no utilices las puedes envolver (de una en una) en film transparente y congelarlas para otras elaboraciones.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *