Lentejas rojas


Estas lentejas rojas son uno de mis últimos descubrimientos en legumbres y desde luego ya forman parte de mi despensa.

Cada vez que voy a mi tienda favorita de venta a granel, Fermín de Pas, vengo con alguna cosa nueva para probar y hace unos meses les tocó el turno a estas lentejas.

Una de sus ventajas es que no tienen piel por lo que son ideales para las personas que les sientan mal las pieles de las legumbres.

Otra es que no hay que ponerlas a remojo (yo soy de las que remojo las lentejas) y se cuecen en 20/30 minutos.

Eso sí, esta lenteja al venir sin piel y abierta al medio no queda el aspecto como pueda tener una lenteja pardina, por ejemplo, siempre quedará más deshecha, pero con un delicioso sabor.

Vamos con la receta.

Lenteja roja |Piruletas de jamón- Blog de cocina

Ingredientes (para 4 raciones)

 

400 g de lenteja roja

25 g de aceite de oliva virgen extra (AOVE)

250 g de cebolla

160 g de zanahoria

200 g de pimiento rojo o verde

200 g de calabacín

5 g de comino (opcional)

5 g de cúrcuma (opcional)

2 g de pimentón picante (o dulce si prefieres que no pique)

Sal y pimienta al gusto

Una hoja de laurel

Agua o caldo de verduras

Preparación de las lentejas roja

Modo tradicional

1.Pon en la cazuela la cebolla picada menuda y el aceite y calienta a potencia media alta. Mientras se va pochando un poco la cebolla vete preparando el resto de las verduras.

2.Pela y trocea la zanahoria, lava y pica el pimiento en trozos pequeños, lava el calabacín (o pélalo si lo prefieres sin piel) y pícalo en daditos pequeños. Agrega todas estas verduras a la cazuela donde tienes la cebolla y sofríe lentamente hasta que estén tiernas (unos 15 minutos).

3.Añade el comino, la cúrcuma, el pimentón, la sal y la pimienta, remueve para que todo se mezcle e incorpora las lentejas.

4.Cubre con el agua o caldo de verduras hasta un dedo por encima de ellas (si te gustan caldosas, un poco más) y sube la potencia de la vitro al máximo. Cuando empiecen a hervir, baja la potencia al medio bajo y cocina unos 20 minutos. Comprueba que estén tiernas, si no es así cocina unos minutos más.

5.Deja reposar 10 minutos y sirve caliente.

Amc

1.Pon en la cazuela la cebolla picada menuda y el aceite y calienta a potencia media alta (navigenio al 5). Mientras se va pochando un poco la cebolla vete preparando el resto de las verduras.

2.Pela y trocea la zanahoria, lava y pica el pimiento en trozos pequeños, lava el calabacín (o pélalo si lo prefieres sin piel) y pícalo en daditos pequeños. Agrega todas estas verduras a la cazuela donde tienes la cebolla y sofríe lentamente hasta que estén tiernas (unos 15 minutos).

3.Añade el comino, la cúrcuma, el pimentón, la sal y la pimienta, remueve para que todo se mezcle e incorpora las lentejas.

4.Cubre con el agua o caldo de verduras hasta un dedo por encima de ellas (si te gustan caldosas, un poco más) y pon el navigenio en automático (A) programando en el avisador 20 minutos y colocándolo en el simbolo “zanahoria”. * Comprueba que estén tiernas, si no es así programa unos minutos más en la misma posición

5.Deja reposar 10 minutos y sirve caliente.

*Si no usas navigenio, coloca el avisador en la misma posición, con el mismo tiempo y la potencia de la vitro al máximo, cuando avise baja la potencia a medio bajo hasta que te vuelva a avisar. Ten en cuenta que si tiene demasiado calor te avisará y en la ventanita aparecerá el símbolo (-) para que bajes más la potencia, si por el contrario tiene poco calor aparecerá el símbolo (+) para que la subas.

Observaciones

 

-Este plato admite cualquier verdura, las que yo puse en la receta son las que tenia por la nevera en ese momento.

-En otra ocasión sustituí el calabacín por el chayote o patata china, que este año plantaron mis cuñados en la huerta con una recolección impresionante. 

-También puedes añadirle, cuando sofríes las verduras, unos taquitos de jamón.

-Las especias no son imprescindibles, pero le aportan mucho sabor al plato, aparte el comino ayuda a neutralizar los gases que puedan provocar las legumbres.

-No pongo versión olla rápida porque al no tener piel, con la presión de la olla se deshacen.

-Si pruebas repites, y me contarás.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.