Mousse de castañas y chocolate


Y para terminar con las recetas de castañas de esta temporada, esta mousse de castañas y chocolate es el remate ideal.

El toque justo de chocolate con la suavidad de la mousse de castañas y tienes un postre de lujo.

Puedes preparar las dos partes con antelación y montarlo en el momento de comer y para dejarte del todo convencid@ es facilísimo de hacer!!!

Mousse castañas |Piruletas de jamón- Blog de cocina

Ingredientes (para un molde de 24 cm)

 

250 g de chocolate negro

200 g de leche

1 huevo

250 g de puré de castañas

300 g de nata para montar (35,1 % de materia grasa)

100 g de azúcar

Preparación de la mousse de castañas y chocolate

 

1.Separa la clara de la yema y reserva ambas por separado.

2.En un cazo echa la leche, la yema y 25 g de azúcar, mezcla con unas varillas y pon a potencia media alta, cuece unos 5 minutos removiendo a menudo.

3.Añade el chocolate y revuelve hasta que se funda. Echa en la base de un molde (ayúdate con una espátula para alisarla) o reparte en vasitos individuales. Deja enfriar en la nevera, para que endurezca un poco.

4.Pon la clara con 25 g de azúcar en un cuenco y móntala con una batidora de varillas. Reserva.

5.En otro cuenco mezcla el puré de castañas con un 100 g de nata y remueve con unas varillas para deshacerlo. Reserva. Monta el resto de la nata con 50 g de azúcar, cuando casi esté montada añade el puré de castañas y termina de montarla.

6.Incorpora la clara al cuenco de la nata con movimientos suaves y envolventes vierte por encima de la base de chocolate, alisándola con una espátula. Si lo haces en vasitos individuales pon la mezcla en una manga pastelera con boquilla rizada y echa un poco en cada vasito. Guarda en la nevera hasta el momento de consumir.

7.Cuando la vayas a comer, desmolda y decora con cacao puro en polvo, virutas de chocolate, castaña en almíbar…

Observaciones

 

-Puedes usar castañas normales en vez del puré de castañas, si optas por esa opción, pélalas (mira dos maneras fáciles de hacerlo pinchando aquí o aquí), cuécelas con leche o agua durante media hora y pásalas por la batidora.

-Ten cuidado al montar la nata, ya que si te pasas se te hará mantequilla y no te servirá para la mousse. Cuando empiecen a notarse los surcos que dejan las varillas está casi lista.

-Si al final te pasaste, no la tires, añade ajo en polvo y las hierbas que más te gusten (albahaca, orégano, salvia…) y tendrás una riquísima mantequilla para untar en pan.

- Para esta tarta utilizo este molde de lekue, la base es un plato de cerámica y así ya la sirvo directamente en él. Si utilizas un molde desmontable normal, coloca un papel de horno entre la base y la tarta, te será más fácil desmoldarla.

-Si no puedes tomar gluten, asegúrate que ningún ingrediente lo contiene.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.