Regañás


Si buscas unos panecillos ideales para acompañar algún que otro aperitivo, los has encontrado, estas regañás integrales son ideales para eso.

La regañá, según la Wikipedia es una especie de torta dura y muy fina de pan, típica de Sevilla y originaria de Alcalá de Guadaira que se ha hecho muy popular en otras zonas de Andalucía y también en el resto de España.

Yo las utilizo sobre todo para untar patés, como este de quesos asturianos, y para hummus.

Se hacen en un pis pas, y se conservan varios días en recipiente hermético.

Las descubrí en un recetario de thermomix y las adapté a mi gusto, te cuento cómo las hago.

Regañás |Piruletas de jamón- Blog de cocina

Ingredientes (para unas 50 unidades)

 

400 g de harina integral (puede ser también trigo, espelta, centeno…)

10 g de sal

15 g (1 cucharada) de semillas de sésamo (opcional)

100 g de agua (75 g si la harina no es integral)

50 g de vino blanco

100 g de aceite de oliva virgen extra

Preparación de las regañás

 

1.Precalienta el horno a 180º, calor arriba y abajo.

2.Echa en un bol grande la harina con la sal y las semillas de sésamo (si las pones), remueve para que quede bien mezclado. Añade el agua, el vino y el aceite y amasa hasta obtener una mezcla homogénea que no se pegue a las manos.

*Con thermomix, pon todos los ingredientes en el vaso y amasa 2 minutos en velocidad espiga.

3.Divida la masa en dos partes, coge una y con el rodillo de amasar extiéndela, muy fina, hasta formar un rectángulo de unos 40 x 30 cm aproximadamente. (Para estirar sin que se te pegue al rodillo mira en las observaciones).

4.Coloca sobre un papel de horno en la bandeja de este, corta rectángulos de aproximadamente 10 x 5 cm (puedes hacerlo con un cuchillo, con un cortador de pizza o con este multicortador).

5.Hornea unos 25/30 minutos en la parte media del horno. Saca y enfría sobre una rejilla antes de consumir o guardar en tarro hermético o lata.

6.Repite los pasos 4 y 5 con la otra parte de la masa.

Observaciones

 

-En casa nos gustan mucho con las semillas de sésamo, pero también puedes añadirle cualquier otro tipo de semillas (girasol, amapola, lino…)

-Dependiendo de la harina que utilices llevara más o menos líquido, te recomiendo que pongas un poco menos de la cantidad de agua que te indico en la receta y añadas el resto poco a poco si ves que la mezcla está demasiado seca.

-Para que a la hora de estirar la masa no se te pegue ni a la mesa ni al rodillo, extiéndela sobre un mantel de silicona o papel de horno y cubre con otro papel de horno.

-Es muy importante que las dejes enfriar (mejor en rejilla) antes de guardarlas porque si no se pueden reblandecer.

-Si en vez de con salado las quieres con algo dulce, con esta crema de cacao saludable están de muerte!!!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.