Milhojas


Una capa de hojaldre, una de crema pastelera, otra de hojaldre, una de merengue, una tercera de hojaldre y espolvorear con azúcar glas, ya tienes listo el milhojas.

Te encanta, pero nunca te atreviste a hacerlo porque te parece muy complicado.

No te preocupes, en esta entrada te explico cómo hacerlo de manera sencilla y con un resultado exquisito.

Si tienes invitados, con este pastel tienes el triunfo asegurado.

Milhojas-Piruletas de jamón- Blog de cocina

Ingredientes para 8 milhojas pequeños o 4 grandes

 

1 plancha de hojaldre de 30 x 30 cm

Si quieres hacerla tu mism@ mira cómo pinchando aquí

Para la crema pastelera

500 g de leche

40 g de almidón de maíz (maizena)

125 g de azúcar

4 yemas

Vainilla en esencia, cristalizada o la raspa de una vaina.

Para el merengue

4 claras

150 g de azúcar

 

Preparación de los milhojas

 

1.Precalienta el horno a 220º. Estira la plancha de hojaldre hasta tener una medida de 30 x 30 aproximadamente.

2.Corta un trozo de papel de horno un poco mayor que el tamaño del hojaldre (vale también una lámina antiadherente de silicona), espolvorea con azúcar glas siempre a través de un colador o tamizador, pon encima la plancha de hojaldre y córtala, ayudándote con una regla en 12 rectángulos de 7 x 10 cm si quieres hacer 4 grandes o en 24 de 7 x 5 cm si quieres 8 pequeños.

3.Pinchalo con un rodillo pincha masas o un tenedor para que al hornear se pueda escapar el aire y no se deforme. Espolvorea de nuevo con azúcar glas. Pon esta base, con el papel incluido, en la bandeja del horno, cubre con otro papel y encima coloca otra bandeja de horno para que el hojaldre quede plano y no suba.

4.Baja la temperatura del horno a 200º, introduce la bandeja en la parte media y hornea unos 13 minutos aproximadamente. Tiene que estar doradito, si no déjalo un minuto más.

5.Una vez horneado déjalo enfriar sobre una rejilla.

6.Separa las yemas de las claras, reserva estas últimas y pon las yemas en un cazo. Añade el resto de ingredientes de la crema y bátelos con la batidora hasta que quede una mezcla cremosita.

7.Pon el cazo en la vitro a potencia media alta, y remueve frecuentemente, cuando rompa a hervir cuece unos 2 minutos más sin dejar de remover. Te costará un poco más, pero si dejas de remover te quedarán grumos.

Con thermomix pon todos los ingredientes en el vaso, programa 7 minutos, 90º, velocidad 4. Si al terminar todavía está algo líquida, programa un par de minutos más a la misma temperatura y velocidad. Una vez esté cremosita programa 5 segundos en velocidad 10.

8.Vierte la mezcla en una fuente lo más extendida posible, cubre con film pegado a la crema, es lo que se llama “filmar a piel” para que no crie costra. Deja enfriar y guarda en la nevera hasta que la utilices.

9.Para el merengue pon las claras con el azúcar en un cazo a temperatura media, y remueve con una varilla hasta que se deshaga el azúcar. No dejes de remover para que no se cuajen las claras. Estará listo cuando al coger un pellizco con los dedos no se note el grano del azúcar. Móntalas con una máquina de varillas o en la amasadora con el accesorio varilla, hasta que estén bien subidas y al dar vuelta al recipiente no se caigan.

Con thermomix coloca la mariposa en las cuchillas, pon las claras con el azúcar y programa 4 minutos, 50º, velocidad 3 y medio. Programa otros 4 minutos, velocidad 3 y medio sin temperatura.

10.Echa en una manga pastelera y deja enfriar.

Montaje

1.Saca la crema de la nevera y bátela un poco con unas varillas, unos segundos a velocidad 3 en la thermomix o con el accesorio pala de la amasadora, esto se hace para romper la estructura que adquirió en la nevera y quede más manejable. Échala en una manga pastelera.

2.Coloca un tercio de los rectángulos de hojaldre sobre una superficie plana y cubre con una capa de crema pastelera.

3.Encima de cada uno coloca otro rectángulo de hojaldre y cubre con una capa de merengue.

4.Tapa con el hojaldre restante y espolvorea con azúcar glas.

Observaciones

 

-También puedes hornear el hojaldre entero y cortarlo después, pero corres el riesgo de que rompa por donde no quieres.

-Si quieres un hojaldre aromatizado, añade un poco de canela molida al azúcar glas.

-El hojaldre y la crema tienen que estar fríos para montar el pastel, yo normalmente horneo el hojaldre y hago la crema el día antes, el hojaldre lo guardo en un tupper o lata hermética y la crema en la nevera, si montas el pastel con la crema caliente, el hojaldre se reblandecerá y perderá el crujiente. Un par de horas antes de comerlos, hago el merengue y monto los pasteles, los reservo en la nevera hasta el momento de servirlos.

-Es un pastel un poco laborioso, pero no tiene mucha dificultad. El placer de hacerlo uno mismo y que cuando la gente lo coma te diga que es algo espectacular, hace que merezca la pena el pequeño esfuerzo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.