Salsa tártara


La receta de hoy es una salsa, concretamente una salsa tártara.

A veces nos pasamos un mucho tiempo preparando un plato laborioso y a la hora de la verdad abrimos un bote de cualquier salsa para acompañarlo, cuando hacerla a en casa nos llevaría 5 minutos.

A parte de que nuestra salsa no lleva conservantes ni emulgentes artificiales ni aceite de palma, disfrutaremos de un sabor que nada tiene que ver con el que compramos.

Usa esta salsa para acompañar pescados, mariscos, verduras y huevos y darle a tus platos un toque extraordinario.

Mira qué fácil es hacerla.

Salsa tártara

Ingredientes

2 huevos

Sal

5 g de vinagre o zumo de limón

250 g de aceite de oliva

25 g de pepinillos en vinagre

25 g de alcaparras

25 g de cebolleta

Perejil al gusto

Preparación de la salsa tártara

Con batidora

1.Cuece uno de los huevos, mira cómo hacerlo pinchando aquí. Reserva.

2.Pica muy pequeño los pepinillos, las alcaparras, la cebolleta y el huevo cuando haya enfriado.

3.Pon el otro huevo en el vaso de la batidora, procurando que no tenga ningún trozo de cascara.

4.Añade el aceite, el vinagre y la sal.

5.Pon el brazo de la batidora apagada en el fondo del vaso y empieza a batir SIN MOVERLO hasta que veas que la salsa va espesando, entonces puedes empezar a moverlo con movimientos cortos y suaves en sentido ascendente, descendente hasta que tengas una salsa homogénea.

6.se te cortara, saca el contenido del vaso a una jarra, rebañando las paredes y el fondo con una espátula de goma blanda. Pon en el vaso dos cucharadas de agua caliente, mete el brazo de la batidora y empieza a batir. Vete añadiendo el líquido cortado en forma de hilo y MUY DESPACIO, no muevas el brazo hasta que veas que empieza a espesar y luego muévelo con movimientos suaves y cortos. Si ves que al añadir el agua la salsa quedó muy ligera, puedes añadir un poco más de aceite siempre MUY LENTO, hasta obtener la consistencia deseada.

7.Saca a una salsera, añade la picada que tienes reservada, mezcla bien y espolvorea con el perejil picado. Conserva en la nevera un máximo de 3 días.

Con thermomix

1.Cuece uno de los huevos, mira cómo hacerlo pinchando aquí. Reserva.

2.Echa en el vaso los pepinillos, las alcaparras, la cebolleta y el huevo cuando haya enfriado y pica 5 segundos velocidad 5. Reserva.

3.Pon en el vaso, sin lavarlo, el otro huevo, procurando que no tenga ningún trozo de cascara.

4.Añade las gotas de limón o vinagre, la sal y 10 g del aceite.

5.Pon la thermomix en velocidad 4 sin temperatura y después de 5 segundos vete añadiendo a través del bocal y en forma de hilo, MUY LENTAMENTE el resto del aceite, hasta que tengas una salsa homogénea.

6.Si la haces como te explico es muy difícil que se corte, aun así, si se te llega a cortar, saca el contenido a una jarra y limpia el vaso con una espátula de goma blanda. Coloca en el vaso 20 g de agua y caliéntala 1 minuto a 37º y velocidad 4. Pasado el tiempo, pon la thermomix en velocidad 4 sin temperatura y vete echando MUY DESPACIO lo cortado que tienes en la jarra. Te quedará un poco más clara al haber añadido agua, puedes añadirle un poco más de aceite siempre a velocidad 4 y MUY LENTAMENTE       hasta conseguir la textura deseada.

7.Añade la picada que tienes reservada, mezcla 10 segundos en velocidad 3, saca a una salsera y espolvorea con perejil picado.

8.Conserva en la nevera un máximo de 3 días.

Observaciones

-Yo suelo utilizar un aceite de oliva virgen extra arbequina, porque tiene un sabor suave, si no te gusta ese sabor puedes probar con el aceite de oliva llamado 0,4 que tiene mucho menos sabor.

-Lo más importante a tener en cuenta para que la mayonesa no se corte es no levantar el brazo de la batidora hasta que empiece a emulsionar o ir añadiendo el aceite muy lentamente en caso de hacerlo con la thermomix.

-También se dice que los ingredientes tienen que estar a temperatura ambiente, yo alguna vez tengo usado el huevo directamente de la nevera y no he tenido problemas.

-Para evitar la temida salmonela lo mejor es que nada más elaborar la salsa la pongas en un bote hermético en la nevera, la saques en el momento justo de servirla y no la consumas pasados 3 o 4 días.

-Si aun así no te inspira mucha confianza lo del huevo crudo, puedes sustituirlo por 75 g de leche y proceder de la misma forma. Varía un poco la textura, pero el sabor es bastante similar.

-Añádele una cucharada de mostaza de Dijon o de mostaza antigua y tendrás un toque diferente pero muy rico.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.