Fabas verdinas con marisco


Me gusta cocinar, creo que más que cocinar lo que me gusta es comer bien y que los míos coman bien.

Cuando estoy en la cola del supermercado, me da por fijarme en lo que lleva en el carro la persona que va delante de mí y veo mucha comida precocinada, exceso de bollería, zumos de brick o sopas de sobre, con la fácil y barato que es hacer un buen caldo de ave, de pescado o de verduras.

Creo que se está perdiendo un poco la cultura de cocinar en casa, sobretodo platos de cuchara que repito, son fáciles y baratos.

Las legumbres, por ejemplo, que son ricas en proteínas y fibra y que nos aportan un montón de beneficios, compras un kilo y comen dos días una familia de 4 o 5 personas.

Si con esta receta de verdinas con marisco puedo contribuir a que en una casa se haga un buen plato de legumbres ya me doy por contenta.

Verdinas con marisco

Ingredientes (para 5 raciones)

Para el fumet

1 litro de agua

1 puerro

25 g de aceite de oliva

2 andaricas (nécoras)

Para el resto

500 g de verdinas

1 hoja de laurel

Sal

25 g de aceite de oliva

300 g de almejas

100 g de cebolla

10 g de ajo

Perejil al gusto

10 g de pimentón

150 g de vino blanco

8 langostinos

Preparación de las verdinas con marisco

Modo tradicional

1.Unas 12 horas antes pon las verdinas en un cuenco y cubre con abundante agua fría, ten en cuenta que llegan a triplicar el volumen.

2.Lava las almejas y déjalas en remojo con agua y un poco de sal para que suelten la arena que les pueda quedar.

3.En una cazuela pon a calentar el aceite a potencia media alta, cuando esté caliente, pero sin humear, rehoga el puerro picado y las andaricas troceadas.

4.Sube la potencia al máximo y añade el agua, cuando empiece a hervir baja la potencia a media baja y deja cocer 10 minutos. Cuela y reserva.

5.Si lo haces con la thermomix, echa el puerro y trocealo 5 segundos en velocidad 5, baja los restos de las paredes, añade el aceite y sofríe 3 minutos, 120º, velocidad 2. Incorpora el agua y las andaricas partidas en dos y programa 8 minutos, 100º, velocidad 2. Cuela y reserva.

6.Pon las verdinas en una cazuela, añade la hoja de laurel, la sal y el fumet reservado y coloca en la vitro a potencia máxima. Cuando rompa a hervir baja la potencia a media baja y cocina hasta que estén tiernas, entre 2 y 3 horas dependiendo de la calidad de las verdinas.

7.Mientras se hacen las verdinas prepara las almejas. Calienta una sartén con el aceite a potencia media alta, cuando esté caliente, pero sin humear, echa el ajo picado, rehógalo un poco y añade la cebolla también picada menuda.

8.Cuando empiece a dorar, incorpora el pimentón, dale un par de vueltas y agrega el vino blanco, deja que evapore el alcohol y añade las almejas, remuévelas y deja que se abran. Una vez abiertas espolvorea con el perejil picado, apaga el fuego y reserva.

9.Cuando las verdinas estén tiernas, incorporales las almejas con la salsa y los langostinos lavados, cuece 10 minutos todo junto.

Olla rápida

1.Unas 12 horas antes pon las verdinas en un cuenco y cubre con abundante agua fría, ten en cuenta que llegan a triplicar el volumen.

2.Lava las almejas y déjalas en remojo con agua y un poco de sal para que suelten la arena que les pueda quedar.

3.En la olla pon a calentar el aceite a potencia media alta, cuando esté caliente, pero sin humear, rehoga el puerro picado y las andaricas troceadas.

4.Sube la potencia al máximo y añade el agua, pon la tapa rápida y cuando salgan las dos rayas de presión baja la potencia a media baja y deja cocer 1 minuto. Cuando puedas abrir la olla cuela y reserva.

5.Pon las verdinas en la olla, añade la hoja de laurel, la sal y el fumet reservado y coloca en la vitro a potencia máxima. Cuando salgan las dos rayas de presión, baja la potencia al medio bajo y cocina 15 minutos. Deja encima del calor hasta que puedas abrir la olla.

6.Mientras vete preparando las almejas. Calienta una sartén con el aceite a potencia media alta, cuando esté caliente, pero sin humear, echa el ajo picado, rehógalo un poco y añade la cebolla también picada menuda.

7.Cuando empiece a dorar, incorpora el pimentón, dale un par de vueltas y agrega el vino blanco, deja que evapore el alcohol y añade las almejas, remuévelas y deja que se abran. Una vez abiertas espolvorea con el perejil picado, apaga el fuego y reserva.

8.Abre la olla (cuando haya bajado la presión) y añade las almejas con la salsa y los langostinos lavados, cuece 10 minutos todo junto.

9.Sirve caliente.

Amc

1.Unas 12 horas antes pon las verdinas en un cuenco y cubre con abundante agua fría, ten en cuenta que llegan a triplicar el volumen.

2.Lava las almejas y déjalas en remojo con agua y un poco de sal para que suelten la arena que les pueda quedar.

3.En la olla pon a calentar el aceite a potencia media alta (navigenio al 5) cuando esté caliente, pero sin humear, rehoga el puerro picado y las andaricas troceadas.

4.Añade el agua, pon la tapa rápida y cocina 1 minutos en automático (A) colocando el avisador en “turbo”. Cuando puedas abrir la olla cuela y reserva.

5.Pon las verdinas en la olla, añade la hoja de laurel, la sal y el fumet reservado y cocina 15 minutos en automático (A) colocando el avisador en “turbo”. Deja encima del calor hasta que puedas abrir la olla.

6.Si no usas navigenio, coloca el avisador en el mismo sitio y con el mismo tiempo y la potencia al máximo, cuando avise baja la potencia a medio bajo hasta que te vuelva a avisar.

7.Mientras vete preparando las almejas. Echa en la sartén el ajo y la cebolla picados menudos con el aceite y calienta a potencia máxima hasta el símbolo “chuleta”, cuando avise rehoga hasta que empiece a dorarse, añade el pimentón dale unas vueltas y agrega el vino blanco, deja que evapore el alcohol e incorpora las almejas, remuévelas y deja que se abran. Una vez abiertas espolvorea con el perejil picado, apaga el fuego y reserva.

8.Abre la olla (cuando haya bajado la presión) y añade las almejas con la salsa y los langostinos lavados, cuece todo junto 10 minutos en automático (A) con el avisador colocado en el símbolo “zanahoria”.

9.Sirve caliente.

Observaciones

-Como casi todos los platos de legumbres a mi gusta que estén reposados, lo que hago es prepararlos el día antes por la noche o bien temprano y a la hora de comerlos los caliento muy despacio a fuego bajo.

-Las puedes congelar sin problema, échalas en un recipiente apto, llénalo hasta arriba, para que tenga el menor aire posible y en cuanto esté a temperatura ambiente, mételo en la parte más fría del congelador. Para descongelarlo pásalo 24 horas antes a la nevera para que no haya un cambio brusco de temperatura.

-Esta faba es casi exclusiva de Asturias, puedes comprarlas pinchando en este enlace.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.