Guisantes con jamón


Los guisantes tienen muchísimas propiedades beneficiosas para la salud, entre otras ayudan a mejorar la circulación y la salud del corazón, controlan los niveles de azúcar en sangre, ayudan a prevenir la anemia y a fortalecer los huesos, favorecen el tránsito intestinal, protegen el sistema nervioso y son muy recomendables en una dieta de adelgazamiento gracias a su poder saciante.

Es una verdura que puedes disfrutar en plena temporada, y congelar para comer en cualquier otro momento del año.

Con todo lo anterior y esta receta de guisantes con jamón espero haberte animado a comerlos.

Guisantes con jamón

Ingredientes (para 4 raciones)

25 g de aceite de oliva virgen extra

200 g de cebolla

2 dientes de ajo

150 g de jamón serrano en taquitos

400 g de salsa de tomate

800 g de guisantes

200 g de caldo de jamón o agua

Sal

2 huevos cocidos

Preparación de los guisantes con jamón

Modo tradicional

1.Para hacer el caldo de jamón, pon en una olla con la vitro a potencia máxima, 3 litros de agua y 2 o 3 trozos de hueso de jamón (sin nada de piel amarillenta que lo puede arranciar). Cuando empiece a hervir quita con una espumadera las impurezas que se forman en la superficie y deja cocer a fuego medio durante 1 hora más o menos. Cuela y reserva. Lo que no utilices en la receta lo puedes congelar.

2.Cuece los huevos, te explico varios modos de hacerlo aquí.

3.Pon una olla a calentar con el aceite a fuego medio alto. Una vez que esté caliente, pero sin humear, sofríe la cebolla y el ajo.

4.Cuando la cebolla haya soltado todo el jugo, añade el jamón en taquitos y rehógalos hasta que cambien de color.

5.Agrega la salsa de tomate, dale unas vueltas y cuece 5 minutos.

6.Añade los guisantes, rehógalos y echa el caldo de jamón o el agua.

7.Cuando empiece a hervir reduce el fuego a potencia baja y deja cocer tapado lentamente hasta que los guisantes estén tiernos, una media hora.

8.Comprueba cómo está de sal y rectifica si fuera necesario.

9.Sirve calientes con el huevo cocido picado por encima.

Thermomix

1.Prepara un caldo de jamón por cualquiera de los métodos anteriores.

2.Cuece los huevos, te explico varios modos de hacerlo aquí.

3.Pon en el vaso la cebolla, el ajo y el aceite, pica 5 segundos en velocidad 5.

4.Añade el jamón y programa 10 minutos, 120º, velocidad 1.

5.Incorpora la salsa de tomate y cocina 5 minutos 100º, velocidad 1.

6.Agrega los guisantes y el caldo y programa 15 minutos, 100º, giro invertido y velocidad cuchara.

7.Sirve calientes con el huevo cocido picado por encima.

Olla rápida

1.Para hacer el caldo de jamón, pon en una olla con la vitro a potencia máxima, 3 litros de agua y 2 o 3 trozos de hueso de jamón (sin nada de piel amarillenta que lo puede arranciar). Cuando empiece a hervir quita con una espumadera las impurezas que se forman en la superficie, coloca la tapa rápida y cuando salgan las dos rayas de presión deja cocer 10 minutos a fuego medio. Cuando puedas abrir la olla, cuela y reserva. Lo que no utilices en la receta lo puedes congelar.

2.Cuece los huevos, te explico varios modos de hacerlo aquí.

3.Pon la olla a calentar con el aceite a fuego medio alto. Una vez que esté caliente, pero sin humear, sofríe la cebolla y el ajo.

4.Cuando la cebolla haya soltado todo el jugo, añade el jamón en taquitos y rehógalos hasta que cambien de color.

5.Agrega la salsa de tomate, dale unas vueltas y cuece 5 minutos.

6.Añade los guisantes, rehógalos y echa el caldo de jamón o el agua.

7.Pon la tapa rápida y cuando salgan las dos rayas de presión baja el fuego a potencia media y cuece durante 5 minutos.

8.Deja que baje la presión de la olla encima del calor y cuando puedas abrir comprueba de sal y rectifica si fuera necesario.

9.Sirve calientes con el huevo cocido picado por encima.

Amc

1.Para hacer el caldo de jamón, pon en una olla con la vitro a potencia máxima, 3 litros de agua y 2 o 3 trozos de hueso de jamón (sin nada de piel amarillenta que lo puede arranciar). Cuando empiece a hervir quita con una espumadera las impurezas que se forman en la superficie, y cocina con tapa normal 1 hora en zanahoria, con tapa rápida 5 minutos en “turbo” y con tapa súper vapor 30 minutos en “vapor”. Con cualquiera de las tapas coloca el avisador en la posición indicada y con los minutos recomendados, cuando avise baja la potencia a medio bajo hasta que termine el tiempo. Si tienes navigenio, hazlo en automático (A). Cuela y reserva. Lo que no utilices en la receta lo puedes congelar.

2.Cuece los huevos, te explico varios modos de hacerlo aquí.

3.Pon en la olla la cebolla picada menuda, el ajo, el aceite (opcional) y el jamón y coloca el avisador en “chuleta”.

4.Calienta a máxima potencia y cuando avise sofríe durante unos minutos, hasta que la cebolla empiece a coger color.

5.Agrega la salsa de tomate, dale unas vueltas y cuece 5 minutos en zanahoria. Si tienes navigenio, ponlo en automático (A) y el avisador en “zanahoria” programándole 5 minutos.

6.Añade los guisantes, rehógalos y echa el caldo de jamón o el agua.

7.Cocina 30 minutos en “zanahoria” con tapa normal, 10 minutos en “turbo” con tapa rápida y 15 minutos en “vapor” con tapa súper vapor. Con cualquiera de las tapas coloca el avisador en la posición indicada y con los minutos recomendados, cuando avise baja la potencia a medio bajo hasta que termine el tiempo. Si tienes navigenio, hazlo en automático (A).

8.Sirve calientes con el huevo cocido picado por encima.

Observaciones

-Para congelarlos les quito la vaina y los meto en el congelador dentro de una bolsa, cuando los necesito saco la cantidad que quiera pues no se pegan entre ellos y los cocino directamente congelados.

-Si no quieres hacer caldo de jamón puedes utilizar caldo de ave o solo agua, pero está más sabroso con él, puedes preparar abundante y tenerlo congelado.

-Si te gusta el plato más seco echa solo la mitad del caldo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *