Bacalao a brás


El verano pasado, mis chicas estuvieron pasando unos días en Portugal y de allí me trajeron un libro de recetas de la cocina tradicional portuguesa entre las que aparece este bacalao a bras o bacalhau à brás en portugués.

La primera vez que vi este bacalao, ignorante de mí, pensé que era bacalao a la brasa y nada más lejos de la realidad, básicamente es un revuelto cuyo ingrediente principal es el bacalao, acompañado de cebolla, patatas paja y aceitunas negras.

Es una receta muy fácil y muy rica que te sirve como entrante o como plato único.

¿Te animas a probar? Venga que te cuento como se hace.

Bacalao a brás

Ingredientes para 4 raciones

350 g de migas de bacalao desalado

450 g de patatas

350 g de cebolla

15 g de ajo

6 huevos

Aceite de oliva virgen extra

Perejil

Aceitunas negras

Preparación del bacalao a brás

Modo tradicional

1.Lava muy bien el bacalao para quitarle la sal y ponlo a remojar en un recipiente amplio con abundante agua fría. Déjalo durante 12 horas, cambia el agua y déjalo otras 12 horas. Escúrrelo, sécalo con papel de cocina y reserva.

2.Pela, lava y pica las patatas en bastones muy finos (patatas paja), puedes hacerlo con mandolina. Reserva.

3.Pela las cebollas y córtalas en rodajas muy finas, también lo puedes hacer con la mandolina. Reserva. Pela pica y reserva los ajos.

4.Pon a calentar una sartén con abundante aceite a potencia media alta. Cuando esté caliente, pero sin humear, echa las patatas a freír, hasta que estén doradas. Sácalas a un colador y déjalas escurriendo mientras sigues con la receta.

5.Retira el aceite de la sartén, dejando solo un par de cucharadas. Echa la cebolla y los ajos y sofríe lentamente hasta que la cebolla empiece a dorar.

6.Añade las migas de bacalao y rehógalas hasta que se evapore el agua que sueltan. Incorpora las patatas y mézclalo todo.

7.Bate los huevos y añádelos a la mezcla, deja que cuajen un poco y revuélvelos. No los pases mucho pues se secará demasiado y como mejor está este plato es dejándolo jugoso. Rectifica de sal si fuera necesario.

8.Saca el contenido a una fuente, espolvorea con perejil picado, echa aceitunas negras al gusto y sirve caliente.

Thermomix

1.Lava muy bien el bacalao para quitarle la sal y ponlo a remojar en un recipiente amplio con abundante agua fría. Déjalo durante 12 horas, cambia el agua y déjalo otras 12 horas. Escúrrelo, sécalo con papel de cocina y reserva.

2.Pela, lava y pica las patatas en bastones muy finos (patatas paja), puedes hacerlo con mandolina.

3.Pon a calentar una sartén con abundante aceite a potencia media alta. Cuando esté caliente, pero sin humear, echa las patatas a freír, hasta que estén doradas. Sácalas a un colador y déjalas escurriendo mientras sigues con la receta.  Retira el aceite de la sartén, pero no la laves, pues la usaras más adelante para hacer el revuelto.

4.Pon la cebolla y los ajos en el vaso de la thermomix y pica 5 segundo en velocidad 5. Añade 25 g de aceite de oliva virgen extra y programa 12 minutos, temperatura varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara.

5.Incorpora el bacalao y programa 3 minutos a la misma temperatura y velocidad.

6.Agrega las patatas ya fritas y escurridas y programa otros 3 minutos, varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara.

7.Saca el contenido del vaso a la sartén donde freíste las patatas, y ponla a calentar a potencia media alta.

8.Cuando esté caliente, bate los huevos en la thermomix (sin lavar el vaso) 15 segundos a velocidad 5 e incorpóralos a la sartén con el bacalao. Remueve hasta que se vayan cuajando. No los pases mucho pues se secarán demasiado y como mejor está este plato es dejándolo jugoso. Rectifica de sal si fuera necesario.

9.Saca el contenido a una fuente, espolvorea con perejil picado, echa aceitunas negras al gusto y sirve caliente.

Amc

1.Lava muy bien el bacalao para quitarle la sal y ponlo a remojar en un recipiente amplio con abundante agua fría. Déjalo durante 12 horas, cambia el agua y déjalo otras 12 horas. Escúrrelo, sécalo con papel de cocina y reserva.

2.Pela, lava y pica las patatas en bastones muy finos (patatas paja), puedes hacerlo con mandolina. Reserva.

3.Pela las cebollas y córtalas en rodajas muy finas, también lo puedes hacer con la mandolina. Reserva. Pela pica y reserva los ajos.

4.Pon la sartén con abundante aceite, a calentar a potencia media alta (navigenio al 5) y el avisador en “chuleta”.

5.Cuando avise echa las patatas, tapa y deja sin bajar temperatura y sin remover hasta que la raya roja llegue a 98º. Destapa, seca la tapa, remueve las patatas y vuelve a tapar, repite la operación hasta que estén doradas. Sácalas a un colador y déjalas escurriendo mientras sigues con la receta.

6.Retira el aceite de la sartén, dejando solo un par de cucharadas. Echa la cebolla y los ajos y sofríe lentamente hasta que la cebolla empiece a dorar.

7.Añade las migas de bacalao y rehógalas hasta que se evapore el agua que sueltan. Incorpora las patatas y mézclalo todo.

8.Bate los huevos y añádelos a la mezcla, deja que cuajen un poco y revuélvelos. No los pases mucho pues se secará demasiado y como mejor está este plato es dejándolo jugoso. Rectifica de sal si fuera necesario.

9.Saca el contenido a una fuente, espolvorea con perejil picado, echa aceitunas negras al gusto y sirve caliente.

Observaciones

-En este caso son migas de bacalao y con 24 horas de desalado es suficiente, si fuesen lomos o solomillos habría que desalarlo 48 horas cambiándole el agua cada 12, y si estos trozos fuesen muy gordos, dejarlo 36. Tapa el recipiente y ponlo siempre en la nevera.

-También puedes utilizar bacalao al punto de sal, con lo cual no te hace falta hacer el proceso de desalado.

-Este plato es completo por sí solo, pero si quieres puedes acompañarlo de unas verduras salteadas.

-Si no puedes tomar gluten, asegúrate que ningún ingrediente lo lleva.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *