Verdinas con mejillones


Hoy te voy a contar como preparo unas ricas verdinas con mejillones.

Las verdinas son unas fabas muy peculiares, de forma arriñonada, más pequeñas que la de fabada y con un color verde que se consigue recolectándola anticipadamente, si se deja más tiempo se vuelve blanca.

Se cree que su origen en Asturias está en la zona de Llanes donde cada año se celebran las “jornadas gastronómicas de la fabada, fabes y verdinas”, aunque también se cultiva en el occidente de Asturias.

Marida muy bien con pescados, mariscos y caza.

 

Verdinas con mejillones

Ingredientes para 6 raciones

600 g de verdinas

Agua o caldo de pescado

1,5 k de mejillones

25 g de aceite de oliva virgen extra

200 g de cebolla

 

15 g de ajo

10 g de pimentón dulce o 5 dulce y 5 picante

200 g de vino blanco

200 g de salsa de tomate natural o tomate frito

Sal (si fuera necesario)

Preparación de las verdinas con mejillones

Modo tradicional

1. 12 horas antes pon las verdinas a remojo en abundante agua fría, ten en cuenta que llegan a triplicar el volumen.

2.Limpia bien los mejillones y colócalos en una olla con medio vaso de agua, pon esta, tapada, en la vitro a potencia máxima hasta que se abran, unos 5 minutos.

3.Quita las cascaras a los mejillones y resérvalos. Cuela el agua de abrirlos y resérvala.

4.Calienta a potencia media alta la olla, donde vas a hacer las verdinas, con el aceite, cuando esté caliente, pero sin humear, echa la cebolla y el ajo picado muy menudo. Rehoga de vez en cuando hasta que empiece a dorar. Añade el pimentón, remueve y agrega el vino blanco, deja que evapore el alcohol e incorpora la salsa de tomate, deja cocinar a potencia media baja durante 10 minutos.

5.Echa las verdinas y el caldo reservado de los mejillones, añade agua o caldo de pescado hasta que las cubra un dedo por encima, sube la potencia al máximo, cuando rompa a hervir baja la potencia al medio bajo y cuece hasta que estén tiernas, unas dos horas.

6.Cuando las fabas estén en su punto, añade los mejillones y deja cocer 5 minutos más.

7.Comprueba de sal y rectifica si fuera necesario.

Olla rápida

1.12 horas antes pon las verdinas a remojo en abundante agua fría, ten en cuenta que llegan a triplicar el volumen.

2.Limpia bien los mejillones y colócalos en una olla con medio vaso de agua, pon esta, tapada, en la vitro a potencia máxima hasta que se abran, unos 5 minutos.

3.Quita las cascaras a los mejillones y resérvalos. Cuela el agua de abrirlos y resérvala.

4.Calienta a potencia media alta la olla, con el aceite, cuando esté caliente, pero sin humear, echa la cebolla y el ajo picado muy menudo. Rehoga de vez en cuando hasta que empiece a dorar. Añade el pimentón, remueve y agrega el vino blanco, deja que evapore el alcohol e incorpora la salsa de tomate, deja cocinar a potencia media baja durante 10 minutos.

5.Echa las verdinas y el caldo reservado de los mejillones, añade agua o caldo de pescado hasta que las cubra un dedo por encima y cierra la olla. Sube la potencia de la vitro al máximo, cuando salgan las dos rayas de presión, baja la potencia al medio y cuece durante 15 minutos.

6.Deja encima del calor hasta que se pueda abrir la olla, añade los mejillones y dale un hervor de 5 minutos sin tapar o con tapa normal.

7.Comprueba de sal y rectifica si fuera necesario.

Amc

1.12 horas antes pon las verdinas a remojo en abundante agua fría, ten en cuenta que llegan a triplicar el volumen.

2.Limpia bien los mejillones y colócalos en la olla de 20 cm, pon la tapa súper vapor, el navigenio en automático (A) y el avisador en “vapor” programándole 3 minutos, fíjate que la luz de conexión se haya puesto en azul. Sin tapa “súper vapor” cocínalos 6 minutos en “zanahoria”.

3.Quita las cascaras a los mejillones y resérvalos. Cuela el agua de abrirlos y resérvala.

4.En una olla de 24 cm, echa la cebolla y el ajo picados muy menudos, el pimentón, el laurel, el vino blanco, la salsa de tomate y las verdinas escurridas. Añade el caldo de abrir los mejillones, y agrega agua hasta cubrirlas un dedo por encima. Pon la tapa rápida y cocina de forma automática (A) 15 minutos en “turbo”. Si lo haces en la vitro de casa, pon la olla a potencia máxima con el avisador, programándole 15 minutos, en “turbo”, cuando avise, baja la potencia de la vitro al medio y deja hasta que vuelva a avisar. Ten en cuenta que si el fuego es muy alto te avisará y te marcará un símbolo menos para que bajes más la potencia.

5.Deja encima del calor hasta que se pueda abrir la olla, añade los mejillones y cocina, con la tapa normal, en automático (A) 5 minutos en zanahoria.

6.Comprueba de sal y rectifica si fuera necesario.

Observaciones

OBSERVACIONES

-Si ves que el caldo está un poco delgado, cuando incorpores los mejillones añade una cucharada de pan rallado para que espese un poco.

-Este plato, al igual que la fabada, congela perfectamente, ponlo en un recipiente apto para el congelador, bien lleno de forma que no quede mucho espacio para el aire. Tápalo y cuando esté frío mételo en el congelador. No te olvides etiquetarlo con el contenido y la fecha de congelado. Cuando lo quieras consumir, sácalo el día antes y déjalo descongelar lentamente en la nevera.

-Esta faba es casi exclusiva de Asturias, las que ves en la foto son un regalo de Fina que las cultiva en la zona central, concretamente en Soto de Ribera.

-Si no tienes forma de conseguirlas, puedes comprarlas pinchando aquí.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *