Tarta tres chocolates


Lo prometido es deuda y aquí va el tercero de los bollos de Pascua que hago para nuestros ahijados, y que en esta ocasión es la conocida tarta de tres chocolates, la favorita de Cristina, ahijada de mi marido.

Es una de esas tartas facilísimas de hacer con una textura super suave y que suele gustar a todo el mundo. Casi seguro que ya la conoces, pero voy a poner la receta por si hay alguien despistado que todavía no.

Tarta tres chocolates

Ingredientes para la tarta tres chocolates

Para la base

200 g de galletas María o digestive

70 g de mantequilla

15 g de leche

Para la tarta

150 g de chocolate negro

150 g de chocolate con leche

150 g de chocolate blanco

750 g de leche (250 g para cada capa)

750 g de nata liquida de montar (250 g para cada capa)

3 sobres de cuajada

Preparación de la tarta tres chocolates

Modo tradicional

1.Prepara el molde, forrando la base con un papel de horno.

2.Tritura las galletas, puedes hacerlo con una batidora o poniéndolas entre dos papeles de horno y pasándoles el rodillo de amasar.

3.Mézclalas con la mantequilla derretida y la leche (15 g) hasta formar una pasta. Échala en el molde y prénsala con una cuchara.

4.Vierte en un cuenco 100 g de la leche y un sobre de cuajada, remueve hasta que esta se deshaga.

5.Pon un cazo en la vitro a potencia media alta, con los 150 g restantes de leche, 250 g de nata y el chocolate negro troceado, remueve y cuando empiece a hervir añade la leche con la cuajada. Cuando vuelve a hervir, baja el fuego al medio y cuece durante 2 minutos.

6.Vierte la mezcla sobre la base de galletas.

7.Repite los mismos pasos, cambiando el chocolate negro por el chocolate con leche. Ralla con un tenedor la capa de chocolate negro para que la siguiente se adhiera a ella. Vierte la mezcla sobre la capa anterior, para que no caiga con mucha fuerza y la rompa, viértela sobre una cuchara puesta del revés.

8.Prepara la capa de chocolate blanco de la misma forma que las anteriores, vuelve a rallar la capa anterior con un tenedor, antes de verter esta sobre una cuchara.

9.Deja enfriar la tarta sin moverla de sitio, cuando haya templado, métela en la nevera durante unas horas para que cuaje bien.

10.Desmolda con cuidado y sirve muy fría.

Thermomix

1.Prepara el molde, forrando la base con un papel de horno.

2.Tritura las galletas con 3 golpes de turbo y 30 segundos a velocidad máxima.

3.Añade la mantequilla troceada y la leche (15 g) y programa 5 minutos, 70º, velocidad 3. Échala en el molde y prénsala con una cuchara.

4.Pon en el vaso el chocolate negro troceado, 250 g de nata, 250 g de leche y un sobre de cuajada. Programa 7 minutos, 90º, velocidad 3.

5.Vierte la mezcla sobre la base de galletas.

6.Repite los mismos pasos, cambiando el chocolate negro por el chocolate con leche. Ralla con un tenedor la capa de chocolate negro para que la siguiente se adhiera a ella. Vierte la mezcla sobre la capa anterior, para que no caiga con mucha fuerza y la rompa, viértela sobre una cuchara puesta del revés.

7.Prepara la capa de chocolate blanco de la misma forma que las anteriores, vuelve a rallar la capa anterior con un tenedor, antes de verter esta sobre una cuchara.

8.Deja enfriar la tarta sin moverla de sitio, cuando haya templado, métela en la nevera durante unas horas para que cuaje bien.

9.Desmolda con cuidado y sirve muy fría.

Observaciones

-Yo no le pongo azúcar porque nos gusta el sabor intenso al chocolate, pero si la quieres más dulce, añade 75 g a la capa de chocolate negro y 50 a la de con leche.

-Puedes hacerla en un molde desmontable o en vasitos individuales, si lo haces en vasitos procura que estos sean transparentes para que se vean bien las capas, y si los inclinas entre capa y capa te quedará un diseño muy bonito.

-Aunque no me gustan mucho los moldes de silicona, en este caso utilizo un molde de la marca lékué que tiene un plato de cerámica y el aro de silicona, el aro se despega perfectamente y la tarta ya queda en un plato lista para servirla.

-Si la haces con la thermomix, para no tener que lavarla entre capa y capa, puedes usar una lengua para sacarlo todo bien o hacerla al revés y empezar por la capa de chocolate blanco.

-En este caso cómo es para un bollo de Pascua la decoré con una figura y unas virutas de chocolate. En otras ocasiones le pongo solo las virutas, que puedes hacer con un pelador o si voy con más tiempo hago unas hojas de chocolate. Para ello cojo unas hojas que me gusten, las de las hortensias, por ejemplo, porque tienen los nervios muy marcados, las lavo y las seco con papel de cocina. Derrito un poco de chocolate en el microondas y las unto por la parte del envés. Las pongo 5 minutos en el congelador y las unto una segunda vez. Las vuelvo a meter al congelador y cuando el chocolate esté bien solidificado, retiro las hojas con mucho cuidado.

-Si tienes alguna celebración con niños (bueno y con adultos también) no lo dudes, con esta tarta el triunfo está asegurado.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *