Mejillones en salsa picante


Si te gustan los mejillones y te gusta el picante, ya puedes ir comprando pan para mojar en la salsa de esta receta de mejillones en salsa picante, porque estoy segura que mojarás.

Las latas de la presentación y el cuenco de las guindillas son un regalo de mi hija pequeña Eva, que las pasadas navidades le tocó ser mi "amiga invisible" y acertó de pleno con su regalo.

Como siempre, te explico cómo realizar la receta por varios métodos para que no tengas excusa.

Mejillones en salsa picante

Ingredientes para 4 raciones

2 kilos de mejillones

25 g de aceite de oliva virgen extra

100 g de cebolla

2 dientes de ajo

Guindilla al gusto

50 g de pimiento verde

50 g de pimiento rojo

5 g de harina

100 g de vino blanco

250 g de tomate natural triturado o salsa de tomate

1 hoja de laurel

Preparación de los mejillones en salsa picante

Modo tradicional

1. Rasca y lava muy bien los mejillones. Reserva.

2. Pon una sartén con el aceite a calentar, a potencia media alta. Cuando esté caliente, pero sin humear, añade la cebolla, el ajo y la guindilla picado menudo.

3. Remueve de vez en cuando hasta que empiece a dorar. Añade el pimiento, también picado y sofríe lentamente unos 10 minutos. Agrega la harina y rehoga.

4. Sube la potencia de la vitro al máximo, echa el vino blanco y deja que evapore el alcohol.

5. Incorpora la salsa de tomate y deja cocer unos 5 minutos.

6. Pasa la salsa por un pasapuré, batidora o thermomix y reserva.

7. En una olla o sartén, echa los mejillones con la hoja de laurel y ponlos en la vitro a potencia máxima, cuando se vayan abriendo, quítales la cascara vacía y colócalos en una fuente.

8. Cuela el agua resultante de abrir los mejillones y añádelo a la salsa reservada.

9. Mezcla con unas varillas y échala por encima de los mejillones. Sirve enseguida

Thermomix

1. Rasca y lava muy bien los mejillones. Ponlos en el recipiente varoma con la hoja de laurel y reserva.

2. Echa la cebolla el ajo, la guindilla y el pimiento en el vaso de la thermomix y trocea 5 segundos en velocidad 5.

3. Añade el aceite y programa 10 minutos, 100º, velocidad 1.

4. Agrega el vino blanco y cocina 5 minutos, varoma, velocidad 1.

5. Incorpora el tomate y la harina, coloca el varoma encima del vaso y cocina 15 minutos, 100º, velocidad 1.

6. Pasado el tiempo, comprueba que los mejillones estén abiertos, si no es así, programa unos minutos más a la misma temperatura y velocidad. Quítales la cascara vacía y colócalos en una fuente de servir.

7. Tritura el contenido del vaso 10 segundos en velocidad 7. Echa por encima de los mejillones y sirve enseguida.

Amc

1. Rasca y lava muy bien los mejillones.

2. Pica la cebolla, el ajo y el pimiento (puedes hacerlo con la quick cut) y échalo en la olla de 5 o 6,5 litros, añade el aceite (opcional) y pon la olla en la vitro o navigenio a potencia máxima, con el audiotherm colocado en “chuleta”.

3. Cuando avise, rehoga un par de minutos, añade la harina, remueve y agrega el vino blanco, deja que evapore el alcohol e incorpora el tomate, pon el navigenio en automático (A) y coloca el audiotherm en “zanahoria” programándole 5 minutos. Fíjate que las rayas de conexión se hayan puesto en azul.

4. Cuando acabe el tiempo, si no te gusta encontrar trozos del sofrito, puedes pasar la salsa por un por un pasapuré, batidora o thermomix, y volver a echarla en la olla.

5. Añade los mejillones y la hoja de laurel a la olla, coloca la tapa súper vapor, vuelve a poner el navigenio en automático (A) y el audiotherm colocado en “vapor” programándole 2 minutos.

6. Destapa, remueve para mezclar la salsa con los mejillones y sirve caliente.

*. Si no tienes tapa súper vapor, puedes hacerlo con la tapa normal colocando el audiotherm en “zanahoria” programándole 5 minutos.

Observaciones

-Para limpiar los mejillones, yo uso un estropajo de aluminio que tengo solo para ello. Acabas en un momento y los mejillones quedan fantásticos.

-No pongo la sal entre los ingredientes, porque el agua de los mejillones está bastante salada, de todas formas, puedes comprobar al final de la cocción si está a tu gusto y si no añadirle un poco.

-Si pasas la salsa por batidora o thermomix, es normal que quede un poco anaranjada, es el resultado de batir el tomate con el aceite.

-Esta receta está inspirada en el libro de la thermomix.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *