Crema de verduras


Muchas noches en casa cenamos una crema vegetal y detrás ya nos apañamos con cualquier cosita, un sándwich, unas croquetas o un poco de queso y jamón.

Entre la variedad de cremas que tomamos, está esta crema de verduras que suelo hacer con las verduras que tenga por la nevera.

En esta ocasión la hice de la siguiente manera.

Crema de verduras

Ingredientes (para 4 raciones)

25 g de aceite de oliva virgen extra

350 g de calabacín

350 g de brócoli

150 g de cebolla

125 g de pimiento rojo

200 g de patata

200 g de coliflor

100 g de vino blanco

1300 g de caldo de pollo

Sal al gusto  

Pimienta al gusto

Pizca de nuez moscada

Preparación de la crema de verduras

Modo tradicional

1. Lava las verduras y trocéalas en trozos no muy grande. Pela las patatas y trocéalas también.

2. Pon el aceite en una cazuela grande y pon esta en la vitro a potencia media alta. Cuando esté caliente, pero sin humear, echa la cebolla y el pimiento. Dóralo un poco, sube la potencia al máximo y añade el vino blanco, deja que evapore el alcohol y agrega el resto de verduras, la sal, la pimienta y la nuez moscada, rehógalas un par de minutos y echa el caldo.

3. Cuando rompa a hervir, baja la potencia de la vitro al medio bajo y deja cocer tapado durante 30 minutos.

4. Comprueba de sal y tritura con batidora o pasapuré. Si te gusta más liquida añade un poco más de caldo.

5. Sirve caliente.

Thermomix

1. Lava las verduras y pela las patatas. Reserva la cebolla y el pimiento y el resto trocéalas en trozos regulares, ponlas en 2 o 3 veces en el vaso de la thermomix programando 5 segundos en velocidad 5. Sácalas a un cuenco y reserva.

2. Pon en el vaso la cebolla y el pimiento, trocea 5 segundos en velocidad 5, añade el aceite y programa 7 minutos, varoma, velocidad 1. Agrega el vino blanco y programa 5 minutos, varoma, velocidad 2.

3. Echa en el vaso el resto de las verduras, la sal, la pimienta y la nuez moscada y programa 2 minutos, 100º, velocidad 1. Añade el caldo y programa 20 minutos, 100º, velocidad 2. Si ves que hierve mucho, cambia el cubilete por el cestillo.

4. Pasado el tiempo, comprueba de sal y tritura 1 minuto en velocidad máxima. Si te gusta más liquida, añade un poco más de caldo.

5. Sirve caliente.

Olla rápida

1. Lava las verduras y trocéalas en trozos no muy grande. Pela las patatas y trocéalas también.

2. Pon el aceite en la olla y pon esta en la vitro a potencia media alta. Cuando esté caliente, pero sin humear, echa la cebolla y el pimiento. Dóralo un poco, sube la potencia al máximo y añade el vino blanco, deja que evapore el alcohol y agrega el resto de verduras, la sal, la pimienta y la nuez moscada. Rehoga todo un par de minutos y echa el caldo.

3. Pon la tapa rápida y cuando salga la primera raya de presión, baja la potencia a medio bajo y cocina durante 5 minutos. Apaga la vitro y deja encima del calor hasta que puedas abrir la olla. Tritura con una batidora o pasapuré. Si te gusta más liquida, añade un poco de caldo.

4. Sirve caliente.

Amc

1. Lava las verduras y trocéalas en trozos no muy grande. Pela las patatas y trocéalas también.

2. Echa en la olla de 4 litros, la cebolla, el pimiento y el aceite (este último opcional). Pon encima del navigenio a máxima potencia con el audiotherm situado en “chuleta”. Cuando avise rehoga un par de minutos y añade el vino blanco, deja que evapore el alcohol, y agrega el resto de verduras, la sal, la pimienta y la nuez moscada, remueve durante un par de minutos y echa el caldo.

3. Pon la tapa rápida, el navigenio en automático (A) y coloca el avisador en “soft” programándole 2 minutos.

4. Cuando avise, apaga el navigenio y deja encima del calor hasta que puedas abrir la olla. Comprueba de sal y tritura con una batidora o pasapuré. Si te gusta más liquida, añade un poco de caldo.

5. Sirve caliente.

Observaciones

-Puedes cambiar las verduras a tu gusto, como te comenté antes yo utilizo las que tenga por la nevera.

-Si no tienes caldo, puedes hacerlo con agua, aunque el sabor no es lo mismo.

-Puedes enriquecer esta crema añadiéndole queso rallado, unos churruscos de pan tostado o unos frutos secos.

-Si quieres un toque más cremoso, échale un poco de nata liquida a la hora de triturarlo.

-Si usas hierbas frescas, añádelas después de triturar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *