Patatas bravas


¡Cómo nos gustan en casa las patatas bravas! Pero que estén bien picantitas.

En muchos bares piensan que la salsa brava es tomate frito con algo picante y nada más lejos de la realidad.

La receta que hoy os traigo, es de la conocida cocinera asturiana, de la que ya os hablé en otras ocasiones, María Luisa García, y es la que yo comí en casa desde niña.

Patatas bravas

Ingredientes (para 4 personas)

1 kilo de patatas

25 g de aceite de oliva virgen extra

200 g de cebolla

3 o 4 guindillas cayenas

1 hoja de laurel

15 g de harina 

(harina de maíz si no puedes tomar gluten)

5 g de pimentón picante

5 g de pimentón dulce

400 g de agua

Sal al gusto

Aceite abundante para freír las patatas.

Preparación de las patatas bravas

Modo tradicional

1.Pon a calentar una sartén con los 25 g de aceite a potencia media alta. Cuando esté caliente, pero sin humear, baja un par de puntos de potencia y echa la cebolla picada, las guindillas y la hoja de laurel.

2.Sofríe lentamente hasta que la cebolla haya soltado todo el jugo y empiece a ponerse dorada.

3.Añade la harina, el pimentón dulce y picante, rehoga, sube la potencia al máximo y echa el agua y la sal, cuando hierva vuelve a bajar un par de puntos y deja cocer unos 10 minutos.

4.Mientras se va haciendo la salsa, fríe las patatas.

5.Para ello pela, lava y pica las patatas en cuadrados de tamaño medio.

6.Pon a calentar a potencia máxima una sartén con abundante aceite y cuando empiece a hacer como aguas, echa las patatas y fríe hasta que estén a tu gusto.

7.Escurre las patatas, échales sal al gusto, colócalas en una fuente y echa la salsa por encima, batida o pasada por pasapuré.

Amc

1.Pon a calentar a potencia media alta (navigenio al 4) una sartén vacía y tapada, con el audiotherm colocado en chuleta.

2.Cuando avise, baja dos puntos de potencia y echa los 25 g de aceite, la cebolla picada, las guindillas y la hoja de laurel.

3.Sofríe lentamente hasta que la cebolla haya soltado todo el jugo y empiece a ponerse dorada.

4.Añade la harina, el pimentón dulce y picante y rehoga, sube la potencia al máximo y echa el agua y la sal, coloca el audiotherm en zanahoria programándole 5 minutos.

5.Cuando avise toca cualquiera de los lados del audiotherm (para que deje de pitar), baja la potencia al medio y cuando vuelva a avisar, la salsa estará lista.

6.Mientras se va haciendo la salsa, fríe las patatas.

7.Para ello pela, lava y pica las patatas en cuadrados de tamaño medio.

8.Pon una sartén, tapada con abundante aceite a calentar, a potencia máxima (navigenio al 6) y el audiotherm en chuleta, cuando avise, echa las patatas, tapa y no las toques durante los primeros 5 minutos, pasado ese tiempo, remueve y deja freír hasta que estén a tu gusto.

9.Escurre las patatas, échales sal, colócalas en una fuente y echa la salsa por encima, batida o pasada por pasapuré.

Observaciones

- Puedes hacer patatas dos salsas, echando a la mitad, salsa brava y a la otra mitad salsa alioli.

- En casa nos gusta “alegres”, si a ti no te gusta tan picante, reduce la cantidad de guindilla, y si quieres hacerlas “light” cuece las patatas en vez de freírlas, aunque ya te adelanto que no es lo mismo.

- Si no te importa encontrar trocitos, no es necesario que tritures la salsa.

-Si no puedes tomar gluten, asegúrate que ningún ingrediente lo lleva.

¡¡Pues venga, vamos a por el aperitivo!!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *