Mermelada casera de higos


Como te dije hace unas semanas, se acercan tiempos de conservas, ya que el otoño es una estación de abundante cosecha, pimientos, manzanas, higos… con estos últimos (con esos que veías el otro día que me había regalado mi cuñada) vamos a preparar una rica mermelada casera de higos .

La mermelada, tanto de higos como de otras frutas, es muy fácil de hacer y se conserva estupendamente durante meses ya que el azúcar actúa de conservante.

La podrás degustar durante todo el año en el desayuno o merienda, para untar las tostadas, utilizarla para hacer tartas rellenas, para salsas agridulces, o como hace mi marido, comerla a cucharadas.

Vamos con la receta.

Mermelada de higos

Ingredientes (para 4 tarros de 300 ml)

1 k de higos maduros

600 g de azúcar

El zumo de un limón

Una pizca de canela (yo le pongo la punta de una cucharilla)

Tarros esterilizados (en las observaciones te explico como esterilizarlos)

Preparación de la mermelada casera de higos

Modo tradicional

1. Lava los higos, quítales el rabito y córtalos a la mitad, no es necesario pelarlos.

2. Échalos en la olla donde los vayas a cocer, añade el azúcar, el zumo de limón y la canela, remueve para que el azúcar se empape con la humedad de los higos y deja reposar un par de horas.

3. Pon la olla en la vitro a máxima potencia y cuando rompa a hervir baja un par de puntos.

4. Déjalo cocer hasta que el líquido empiece a engordar, entre 20 y 30 minutos.

5. No lo dejes engordar demasiado pues al enfriar espesa un poco más.

6. Una vez que tenga la textura deseada, pásalo por el pasapuré o batidora. (Yo prefiero pasapuré)

7. En caliente, échalo en los tarros que ya tendrás esterilizados, tapa apretando bien y colócalos boca abajo hasta que estén fríos.

8. Etiqueta los tarros y guárdalos en sitio fresco, seco y que no le dé la luz directa.

Thermomix

1. Lava los higos, quítales el rabito y córtalos a la mitad, no es necesario pelarlos.

2. Ponlos en la jarra de la thermomix, añade el azúcar, el zumo de limón y la canela, mezcla unos segundos a velocidad 3 y deja reposar un par de horas.

3. Programa 30 minutos, 100º, velocidad 2 colocando el cestillo en vez del cubilete, para que evapore mejor.

4. Si ves que pasado el tiempo está muy liquido programa unos minutos más a la misma temperatura y velocidad.

5. No lo dejes engordar demasiado pues al enfriar espesa un poco más.

6. Tritura 1 minuto a velocidad máxima y en caliente, échalo en los tarros que tendrás esterilizados, tapa apretando bien y colócalos boca abajo hasta que estén fríos.

7. Etiqueta los tarros y guárdalos en sitio fresco, seco y que no le dé la luz directa.

Observaciones

- Para hacer conservas es importantísimo que los botes y las tapas estén esterilizados y que estas últimas sean nuevas.

- Para esterilizar puedes poner tapas y tarros en agua hirviendo durante media hora o meterlos en el lavavajillas en un programa de temperatura alta. Una vez esterilizados por cualquiera de los dos métodos, procura no tocar la parte interior ni de los tarros ni de las tapas.

- Yo hago mucha conserva y compro los tarros en Coemastur que está en Meres (Asturias), si sois de fuera y necesitáis cantidad, los podéis comprar en www.tapasrioja.es. Tanto en un sitio como en otro también podéis comprar las tapas sueltas, ya que los tarros los puedes aprovechar de un año para otro, pero las tapas como te dije antes tienen que ser nuevas.

- No te olvides etiquetar todas tus conservas con el nombre del contenido y la fecha de envasado.

- Una vez abierto el tarro, consérvalo en el frigorífico.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *