Bizcocho de avellana


Hace tiempo que no pongo nada dulce, y por eso esta semana te dejo una receta de bizcocho de avellana.

Esta receta está adaptada de una de María Luisa García, una de las más famosas cocineras que ha dado Asturias.

Es un bizcocho ideal para mojar ya que la textura no es tan jugosa como la de otros bizcochos.

Si te animas a preparar un chocolate, tendrás una merienda o un desayuno uhmmmmm!!!

Bizcocho de avellana

Ingredientes (para un molde de unos 20 cm)

5 huevos

150 g de azúcar

100 g de mantequilla a temperatura ambiente

150 g de avellana tostada

150 g de harina de repostería

10 g de levadura química (tipo royal)

Preparación del bizcocho de avellana

Amasadora o batidora de varillas

1. Engrasa el molde untándolo con mantequilla derretida y espolvoreándolo con harina o utilizando un spray engrasante.

2. Enciende el horno a 200º calor arriba y abajo.

3. Muele las avellanas y resérvalas.

4. Pon en el bol de la amasadora o en un bol grande los huevos y el azúcar y mezcla con la varilla, 5 minutos a máxima velocidad.

5. Añade la mantequilla y mezcla unos segundos a velocidad media.

6. Agrega las avellanas molidas, la harina tamizada y la levadura y mezcla a velocidad mínima hasta que todos estos ingredientes estén integrados en la masa.

7. Echa la mezcla en el molde y dale unos golpecitos contra la mesa, a la que le habrás puesto un paño, para que no queden burbujas de aire.

8. Mete el molde en la parte media el horno, encima de la rejilla, baja la temperatura a 180º y hornea durante 30 minutos.

9. Comprueba que esté bien cocido, pinchándolo con una aguja, palillo o brocheta y comprobando que esta sale limpia, si no fuera así déjalo unos minutos más.

10. Saca del horno, pon el molde sobre una rejilla y pasados 10 minutos desmolda y deja enfriar sobre la misma rejilla.

Thermomix

1. Engrasa el molde untándolo con mantequilla derretida y espolvoreándolo con harina o utilizando un spray engrasante.

2. Enciende el horno a 200º calor arriba y abajo.

3. Con el vaso de la thermomix bien seco, tritura las avellanas programando 8 segundos a velocidad 7. Reserva.

4. Pon la mariposa en las cuchillas, echa los huevos y el azúcar y programa 5 minutos a 37º en velocidad 3.

5. Añade la mantequilla y programa 1 minuto a velocidad 3 sin temperatura.

6. Por último, echa la avellana reservada, la harina y la levadura y mezcla 10 segundos en velocidad 3.

7. Retira la mariposa y si fuera necesario acaba de mezclar con la espátula.

8. Echa la mezcla en el molde y dale unos golpecitos contra la mesa, a la que le habrás puesto un paño, para que no queden burbujas de aire.

9. Mete el molde en la parte media el horno, encima de la rejilla, baja la temperatura a 180º y hornea durante 30 minutos.

10. Comprueba que esté bien cocido, pinchándolo con una aguja, palillo o brocheta y comprobando que esta sale limpia, si no fuera así déjalo unos minutos más.

11. Saca del horno, pon el molde sobre una rejilla y pasados 10 minutos desmolda y deja enfriar sobre la misma rejilla.

Amc

1. Pon la tapa de la olla de 24 cm, encima de un papel de horno y corta una base un poco mayor.

2. Muele las avellanas y resérvalas.

3. Pon en el bol de la amasadora o en un bol grande los huevos y el azúcar y mezcla con la varilla, 5 minutos a máxima velocidad.

4. Añade la mantequilla y mezcla unos segundos a velocidad media.

5. Agrega las avellanas molidas, la harina tamizada y la levadura y mezcla a velocidad mínima hasta que todos estos ingredientes estén integrados en la masa.

6. Pon la olla a calentar en la vitro a temperatura media baja y coloca el audiotherm en chuleta.

7. Cuando avise, coloca la base que recortaste de papel de horno, y echa la masa del bizcocho.

8. Pon el navigenio en posición invertida encima de la olla y dale dos toques al mando de encendido.

9. Deja cocer 15 minutos.

10. Transcurrido el tiempo comprueba pinchando con una aguja o brocheta que el bizcocho esté hecho, si no es así déjalo unos minutos más hasta que esté. Puedes destapar y comprobar las veces que haga falta, pues en la olla el bizcocho no se bajará como en el horno.

11. Cuando esté listo, apaga la vitro y el navigenio, pasa un cuchillo alrededor del bizcocho para despegarlo bien de las paredes de la olla.

12. Coloca encima de la olla, una rejilla y dale la vuelta al bizcocho. Quita el papel de horno y deja enfriar en la rejilla.

Observaciones

- Si no te acordaste de sacar la mantequilla de la nevera, ponla unos segundos en el microondas sin que llegue a licuarse, solo para que ablande.

- El molde que yo he usado es el Bavaria de la marca Nordic Ware, pero puedes usar cualquier otro molde que tengas.

- Los moldes de Nordic son de aluminio fundido y se diferencian de los otros por sus formas espectaculares. Hay muchos modelos y si uno es bonito el siguiente lo supera. Eso sí, hay que seguir unas pequeñas pautas para que los bizcochos salgan perfectos.

 -A mí me costó un poco pillarles el punto y según mi experiencia lo que mejor funciona es el spray engrasante (yo lo compro junto con la harina en www.pandecasa.com) o en su defecto derretir mantequilla, no margarina ni mantequilla sin derretir, untar con una brocha bien bien todas sus aristas y espolvorear con harina. Hornear siempre a 180º en la parte media del horno y sobre la rejilla. Una vez que el bizcocho esté cocido, sacar del horno y dejar enfriar 10 minutos en una rejilla antes de desmoldar. Si todo va bien al darle la vuelta el bizcocho se caerá solo, si no es así, dale unos golpecitos en los laterales para que el bizcocho se despegue.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *