Salsa mayonesa


La salsa mayonesa, también conocida por mahonesa (por su origen, que se cree, en la ciudad menorquina de Mahón) es una salsa cuyos ingredientes básicos son el huevo y el aceite emulsionados y sazonados con sal y zumo de limón o vinagre.

Su uso es muy habitual en cocina, normalmente para acompañar a hortalizas y pescados.

Habitualmente se utiliza en frio, pero también se puede calentar o gratinar.

A esta base se le puede añadir otros ingredientes para darle un toque de sabor o utilizarla para hacer otras salsas como puedan se alioli o salsa rosa

Salsa mayonesa

Ingredientes

1 huevo

5 g de vinagre o zumo de limón

Sal

250 g de aceite de oliva virgen extra de sabor suave

Preparación de la salsa mayonesa

Con batidora de mano

1. Pon el huevo en el vaso de la batidora, procurando que no tenga ningún trozo de cascara.

2. Añade el resto de ingredientes.

3. Pon el brazo de la batidora apagada en el fondo del vaso y empieza a batir SIN MOVERLO hasta que veas que la salsa va espesando, entonces puedes empezar a moverlo con movimientos cortos y suaves en sentido ascendente, descendente hasta que tengas una salsa homogénea.

4. Si se te cortara, saca el contenido del vaso a una jarra, rebañando las paredes y el fondo con una espátula de goma blanda.

5. Pon en el vaso dos cucharadas de agua caliente, mete el brazo de la batidora y empieza a batir.

6. Vete añadiendo el líquido cortado en forma de hilo y MUY DESPACIO, no muevas el brazo hasta que veas que empieza a espesar y luego muévelo con movimientos suaves y cortos.

7. Si ves que al añadir el agua la salsa quedó muy ligera, puedes añadir un poco más de aceite siempre MUY LENTO, hasta obtener la consistencia deseada.

Con thermomix

1. Pon el huevo en el vaso de la thermomix, procurando que no tenga ningún trozo de cascara.

2. Añade las gotas de limón o vinagre, la sal y 10 g del aceite.

3. Pon la thermomix en velocidad 4 sin temperatura y después de 5 segundos vete añadiendo a través del bocal y en forma de hilo, MUY LENTAMENTE el resto del aceite, hasta que tengas una salsa homogénea.

4. Si la haces como te explico es muy difícil que se corte, aun así, si se te llega a cortar, saca el contenido a una jarra y limpia el vaso con una espátula de goma blanda. Coloca en el vaso 20 g de agua y caliéntala 1 minuto a 37º y velocidad 4.

5. Pasado el tiempo, pon la thermomix en velocidad 4 sin temperatura y vete echando MUY DESPACIO lo cortado que tienes en la jarra.

6. Te quedará un poco más clara al haber añadido agua, puedes añadirle un poco más de aceite siempre a velocidad 4 y MUY LENTAMENTE   hasta conseguir la textura deseada.

Observaciones

- Yo suelo utilizar un aceite de oliva virgen extra arbequina, porque tiene un sabor suave, si no te gusta ese sabor puedes probar con el aceite de oliva llamado 0,4 que tiene mucho menos sabor.

- Lo más importante a tener en cuenta para que la mayonesa no se corte es no levantar el brazo de la batidora hasta que empiece a emulsionar o ir añadiendo el aceite muy lentamente en caso de hacerlo con la thermomix.

- También se dice que los ingredientes tienen que estar a temperatura ambiente, yo alguna vez tengo usado el huevo directamente de la nevera y no he tenido problemas.

- Si vas a utilizar la mayonesa para una ensaladilla o unos huevos rellenos de bonito, puedes aprovechar el aceite del bonito (siempre que sea de oliva) para prepararla, le aportará más sabor al plato.

- Para evitar la temida salmonela lo mejor es que nada más elaborar la mayonesa la pongas en un bote hermético en la nevera, la saques en el momento justo de servirla y no la consumas pasados 3 o 4 días.

- Si aun así no te inspira mucha confianza lo del huevo crudo, puedes sustituirlo por 75 g de leche y proceder de la misma forma. Varía un poco la textura, pero el sabor es bastante similar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *